RFID

La Identificación por radiofrecuencia es una tecnología de identificación automática que utiliza ondas de radio para rastrear y clasificar objetos, personas o animales.

Esta tecnología consiste en dos componentes principales: un etiqueta RFID y un lector RFID. La etiqueta, pequeña y a menudo adherida a un objeto, contiene un chip y una antena para transmitir información. El lector, por su parte, recoge y procesa esta información.

La capacidad de leer las etiquetas sin necesidad de contacto directo o línea de visión directa, hace que RFID sea muy útil en una amplia variedad de aplicaciones, desde seguimiento de inventario y gestión de la cadena de suministro hasta control de acceso y seguridad.